Clases de soldadura y calderería

No cabe duda de que el sector de la soldadura y calderería es muy complejo. La tecnología que se utiliza en todos los procesos que la componen es de una precisión extrema.

Uno de los procesos más importante dentro de la calderería pesada no es otro que el de soldado. No en vano, para realizar esta tarea de manera satisfactoria no solo se precisa de un profesional con la experiencia necesaria. Al mismo tiempo, es necesaria una maquinaria y un equipamiento que estén a la altura de las circunstancias.

¿Cuáles son los sistemas de soldado más comunes en calderería pesada?

Si bien es cierto que cada proyecto necesita un sistema de soldadura y calderería, no es menos cierto que son dos los que llaman especialmente la atención.

  • La soldadura por arco eléctrico. Este es uno de los sistemas más utilizados dentro del sector de la calderería pesada. En dicho proceso se utiliza un calor intenso. Se aplica al metal en la unión entre las dos piezas que se quieran soldar. Una vez llevado a cabo ese paso, no hay más que dejar enfriar para observar la unión metalúrgica que se ha formado.
  • La soldadura con arco sumergido es el otro sistema del que nos vamos a ocupar dentro de la calderería pesada. Este sistema se lleva a cabo con un arco eléctrico. Dicho arco tiene la particularidad de que no se ve. El arco eléctrico, así como el baño de fusión, están recubiertos por una película de polvo granulada. Esta se encarga de proteger la zona propia de la soldadura de agentes externos que puedan afectar a la misma.

Presentados estos dos sistemas de soldadura utilizados en la calderería pesada, hay que decir que cada uno de ellos se ajustará a un tipo de trabajo concreto incluso con algunas modificaciones sobre los propios sistemas en caso de que así se requiera.