La calderería pesada también es conocida como calderería industrial o pailería industrial. Su función es construir depósitos válidos para el transporte de sólidos o el almacenaje. La calderería y soldadura son especialidades de la fabricación mecánica que se basan en construir depósitos para transportar pesos. Estos pueden estar en forma de líquido, gas, grano. También pueden ser grandes construcciones industriales como estructuras de metal, y para la construcción naval de gaseros o petroleros. Para la calderería pesada se utilizan materiales como el acero laminado, más común, y vigas formadas por diferentes aleaciones. Estos depósitos fabricados se conocen como cisternas y silos.

Trabajar en calderería y soldadura

Para trabajar en un taller de calderería es necesario disponer de máquinas como las que cortan la chapa. Estas se llaman cizallas. También máquinas que la prensan y la troquelan, rodillos para doblarla y darle forma o máquinas de soldar. Estas últimas pueden ser tanto manuales como automáticas, y sopletes. La soldadura es una parte primaria dentro del proceso de la calderería industrial. Es por ello que en Soldaval contamos con personal altamente formado y cualificado para realizar estos trabajos.

Profesionales en calderería industrial

Se necesita que el equipo de profesionales que trabaje en calderería y soldadura  tenga una cualificación específica. Solo así se puede asegurar la calidad del resultado en la elaboración de este tipo de productos de calderería pesada. Además, el equipo de soldadores también necesita que cada uno de sus integrantes esté homologado por los organismos de control de calidad.

Los ejemplos más conocidos de construcción en calderería son la Torre Eiffel de París, la estructura del Museo Guggenheim de Bilbao. La calderería pesada tiene una variante: la calderería plástica. En esta todo el proceso es similar al pero con la diferencia de que cambia la materia prima. No se emplean metales en su construcción sino termoplásticos.